Enviar por E-mail

Imprimir
Fuente chica
Fuente normal
Fuente mas
Fuente

LA MARIGUANA ME DA RISA

EL POZO DE LOS DESEOS REPRIMIDOS POR ÁLVARO CUEVA LA MARIGUANA ME DA RISA El Moviecitypack va de maravilla. ¿Sabe usted qué es lo que los programadores del canal Cityvibe van a estrenar este próximo domingo 7 de noviembre? La sexta temporada de “Weeds”. Yo que usted, no me la perdía. ¿Por qué? Porque va a ser la última temporada de este famosísimo programa de televisión, porque vamos a seguir viendo en él a grandes talentos mexicanos y porque viene mucho al caso con las noticias que usted y yo leemos a diario en los periódicos. Como usted sabe, “Weeds” narra las aventuras de una joven y hermosa madre de familia de California que, para no perder su bonito nivel de vida, se pone a sembrar y a vender mariguana. Y le pasa de todo, tanto que hasta termina teniendo un hijo de un importante político mexicano (Demián Bichir) y amenazada de muerte por la directora de comunicación social de éste, interpretada por Kate del Castillo. No le voy a vender trama, pero esta sexta temporada arranca exactamente en el mismo punto en que se quedó la anterior: en una escena magistral en la que uno de los hijos de la protagonista asesina a golpes al personaje de Kate del Castillo. Esto es maravilloso porque, independientemente de que la escena es muy divertida, le da un giro radical a toda la serie. Antes, la gracia de “Weeds” era que estábamos hablando de drogas y, si acaso, de secuestros. Ahora se trata de asesinatos. ¡Y en comedia! ¡La más negra de todas! ¿Qué haría usted si el crimen organizado lo amenazara de muerte? ¿Qué haría usted si, después de semejante amenaza, supiera que de nada le serviría acudir a la justicia? ¿Se dejaba matar o mataba usted primero? Imagínese, por favor, el conflicto de esta mujer y de toda su familia perseguida no sólo por la ley sino por el mismísimo crimen organizado. ¿Cómo huyes de eso? Y, peor tantito, ¿cómo te atreves a huir llevándote al hijo que acabas de tener con un hombre tremendo que entre otras cosas, es un poderosísimo político mexicano? ¡Cómo! Me encanta “Weeds (6)” porque esto es ya la cúspide de los enredos en los que una señora de clase media y su familia se pueden meter “sin querer queriendo”. No les faltó ningún delito y todo está planteado de una manera tan chistosa, y tan coherente, y tan humana que no hay manera de dejar de ver esta emisión. Si a usted le gustó la película “El infierno”, “Weeds” le va a encantar porque es como su equivalente pero para los Estados Unidos. Aquí no hay grandes narcotraficantes, cuernos de chivo ni “pozoleros”, pero hay gente bien a la que le gusta la mariguana y que por andar de viciosa se mete en esta clase de líos. No, “Weeds” no promueve el delito, hace una crítica de algo que está pasando, que se tiene que denunciar y que se tiene que discutir. Y qué mejor manera de hacerlo que a través del más inteligente de los géneros dramáticos: la comedia. Y mire qué inteligentes los responsables de esta producción de la casa Showtime (“Dexter”): Se supieron adecuar a los cambios políticos de su país y, ante el debate sobre la legalización de la mariguana en California, se movieron a otra clase de situaciones para seguir vigentes, para funcionar sin meterse en problemas ni con los amigos ni con los enemigos de la Proposición 19. Hay dos puntos bien interesantes en este nuevo paquete de capítulos que le van a gustar tanto a los fanáticos de esta serie como a las personas que jamás la han visto. El primero, el tema de la identidad. Después de mucho ir y venir por diferentes puntos de Estados Unidos, de padecer el horror de la persecución a través de las tarjetas de crédito y de sufrir la facilidad con la que ahora se puede localizar a alguien a través de los chips de los teléfonos celulares, los protagonistas de este concepto cambian de identidad. Suena muy sencillo pero, a ver, póngase a pensar en todo lo que implica cambiar de nombre, de apellido, de papeles, de antecedentes y de posibilidades en un país de primer mundo. ¿Cómo se mata lo que uno es para no ser localizado? ¿Cómo se comienza una nueva vida en estos tiempos de cámaras de vigilancia, facturas electrónicas y redes sociales? ¿Qué somos, finalmente? El segundo punto tiene que ver con una especie de fantasía aspiracional que no deja de ser seductora. ¿A usted no le gustaría dejar de ser quien es y lanzarse a la aventura de ser lo que no pudo? ¿No le encantaría tener la posibilidad de elegir su nombre, su oficio, su estado civil y hasta su ciudad a partir de cero? Por eso siento un cariño muy especial por “Weeds”, es más profunda de lo que parece, un programa para personas inteligentes que saben fantasear hasta con su identidad y que se saben reír hasta de los delitos. Trate de ver este estreno el próximo domingo a las 22:30 por Cityvibe. Creo que va a ser la mejor opción para curarse de todo lo que suceda minutos antes con el final de “Soy tu dueña”. ¿A poco no?


Autor: 

 
 
 
 
     
 
 
 
 
 
 
 
  Todos los textos de Alvaro Cueva están registrados y protegidos por las leyes internacionales. Está prohibida su reproducción parcial o total por cualquier medio sin autorización por escrito del autor.
© All rights reserved on all material on all pages in this site, plus the copyright on compilations and design, graphic and logos. For information on reprinting material from this site, please contact.