Enviar por E-mail

Imprimir
Fuente chica
Fuente normal
Fuente mas
Fuente

EL PODER DE LA SEÑORITA LAURA

EL POZO DE LOS DESEOS REPRIMIDOS POR ÁLVARO CUEVA EL PODER DE LA SEÑORITA LAURA ¿Cuál es la gracia de Laura Bozzo? Por favor, ayúdeme a entender qué está pasando porque, independientemente del estreno de ayer por la tarde, esta señora ha recibido un trato como de estrella de Hollywood. Estuvo con Adela Micha, en la sección de espectáculos del noticiario de Carlos Loret de Mola, fue la invitada de honor de “Hoy”, cocinó al lado del chef Oropeza y ni hablemos de los anuncios, de las entrevistas en otros medios y de todo lo demás. A su lado, el Papa es un tarado. ¿Cuándo había visto usted que se tratara con semejante esmero a una personalidad en Televisa? ¿Cuándo había visto usted una campaña de promoción tan intensa? Me siento abrumado porque creo que la televisión nos está tratando de decir algo. ¿Qué? Y no nada más viene del lado de Televisa porque mire todo lo que TV Azteca hizo a raíz del lanzamiento del nuevo “talk show” de la señora Bozzo. Movió “Hechos Meridiano”, que era algo así como su máximo valuarte del mediodía, degradó a “Ventaneando” en su aniversario número 15 a pesar de que se trata de uno de los conceptos más importantes de toda su historia, y se inventó, en cuestión de días, un programa para Niurka Marcos. Por favor, no piense en pantalla, piense en números, en costos, en anunciantes, en todo lo que significó para esa empresa esta avalancha de movimientos. ¿Qué otra celebridad del consorcio de Emilio Azcárraga había provocado algo así en la televisora del Ajusco? ¡Ninguna! ¡Nadie! Laura Bozzo es tan poderosa que el sólo anuncio de su llegada generó, además de esto, toda una revolución en El Canal de las Estrellas. En menos que canta un gallo, los programadores de Televisa borraron “Atínale al precio” y “Cien mexicanos dijieron”, que jalaban una cantidad espeluznante de dinero. ¡Ni la Virgen de Guadalupe pudo contra la señorita Laura! “La rosa de Guadalupe”, uno de los títulos más emblemáticos no sólo de Televisa sino de lo más sagrado que tenemos los mexicanos que es nuestra fe por la virgen morena, valió queso y le entregó su horario a esta conductora. Sí, a esta presentadora que estuvo inmiscuida en los más escandalosos problemas en Perú y que a cada rato es acusada en YouTube de mentir. ¿A usted no de le hace tremendo? ¿Quién es Laura Bozzo que ni Martha Sahagún, cuando era la primera dama de este país, pudo meter su programa de una manera tan espectacular y en un horario tan relevante? ¿Cuáles son sus méritos? ¿Cuáles son sus virtudes? Yo quiero saberlo para compartirlo con los estudiantes de comunicación y periodismo, con los científicos y los atletas, con los artistas y con la sociedad en general. Algo muy bueno debe tener esta señora para estar generando todo lo que usted y yo hemos visto en los últimos días porque si no, qué desgracia, ¡qué desgracia!, sería el acabose no sólo de un canal de televisión, no sólo de una industria sino de todos nosotros como sociedad. ¿A poco no? Mañana le voy a escribir a detalle mi crítica del nuevo “talk show” de Laura Bozzo. Hoy lo quiero dejar con esta reflexión porque aquí el tema ya no es ni de sensacionalismo, ni de “rating” ni de buen o mal gusto. Es de poder. Dos canales de televisión están marcando la pauta y nos están obligando a hablar de ciertos temas cuando, en honor a la verdad, deberíamos estar hablando de otros. Hoy, por ejemplo, yo le tendría que estar escribiendo de “White collar”. ¿Pero cómo si el mundo vibra al ritmo de Laura Bozzo? ¿Pero cómo si este lanzamiento no viene de ninguna de los compañías que liderean el mercado nacional? ¿Usted qué me diría? ¿Cambiaría a la señorita Laura por esta serie? ¿Qué tengo que hacer para “vendérsela”? ¿Decirle que su protagonista es un delincuente? Más allá de “Laura”, más allá de los temas “oficiales” de Televisa y de TV Azteca hay otra televisión. Está el canal Fox, por ejemplo, que esta noche, en punto de las 22:00, va a estrenar la segunda temporada de “White collar”. ¿La ha visto? Es una muy buena serie de acción y aventuras. Es la historia de un criminal que, después de recibir diferentes lecciones de la vida, decide componer el camino y colaborar con el FBI. No sabe usted qué cosa tan más entretenida. “White collar” puede competir casi contra cualquier película de la cartelera de esta semana y ganar. Porque tiene suspenso, porque tiene una maravillosa combinación de historias personales con historias profesionales, y porque, si queremos, hasta nos puede hacer pensar. ¿Cómo está eso de que su protagonista es un delincuente? ¿Hasta dónde se le deben perdonar sus delitos a un criminal si entre robo y robo, entre fraude y fraude, o entre asesinato y asesinato, colabora con la justicia? “White collar” no es “Dexter”, no Kalimba, ni El J.J., pero casi, y el arranque de esta segunda temporada lo va a dejar con la boca abierta como a mí. ¡Disfrútelo! ¡No se arrepentirá!


Autor: 

 
 
 
 
     
 
 
 
 
 
 
 
  Todos los textos de Alvaro Cueva están registrados y protegidos por las leyes internacionales. Está prohibida su reproducción parcial o total por cualquier medio sin autorización por escrito del autor.
© All rights reserved on all material on all pages in this site, plus the copyright on compilations and design, graphic and logos. For information on reprinting material from this site, please contact.