Enviar por E-mail

Imprimir
Fuente chica
Fuente normal
Fuente mas
Fuente

¡NO TE VAYAS, CARMEN!

EL POZO DE LOS DESEOS REPRIMIDOS POR ÁLVARO CUEVA ¡NO TE VAYAS, CARMEN! En México, cualquier pretexto es bueno para acabar con un proyecto periodístico. ¿Cuántas carreras, cuántos programas, cuántas estaciones de radio y cuántos canales de televisión no hemos visto desaparecer de manera misteriosa en los últimos años? Si no es por rencillas empresariales es porque a alguien no se le pagó lo acordado, por haber atentado contra los intereses de un grupo de poder, por los códigos de ética o porque voló la mosca. Carmen Aristegui se había metido con demasiados intocables en los últimos meses y, aunque nos digan lo que nos digan, ahí están las consecuencias de haber ejercido el periodismo: la sacaron del aire. Y la sacaron del aire en MVS Radio como ya la habían sacado del aire en Televisa Radio. Y la sacaron del aire como han sacado del aire a una larga lista de comunicadores y comunicadoras desde que tengo memoria. Por supuesto que es una irregularidad imperdonable, una injusticia monumental, un atentado contra la libertad de expresión y un error estratégico que MVS Radio todavía no alcanza a dimensionar. Carmen Aristegui no era una periodista más del montón, era la gran voz de la radio mexicana y tenía un espacio único en donde se reportaban y se discutían muchos de los grandes temas que no se reportaban o que no se discutían en la mayoría de los medios tradicionales de comunicación. “MVS Noticias con Carmen Aristegui” (Canal 52MX) marcaba agenda y aunque algunas personas no siempre estaban de acuerdo con el estilo activista de su conductora, era un espacio fundamental, indispensable. Estoy muy afectado por esta noticia. Siento como si me lo hubieran hecho a mí. Y es que Carmen se había ganado no sólo mi admiración y respeto, se había ganado mi cariño. Sí, yo sé que todavía tiene su programa en CNN en Español y que esto no se va a quedar así, pero a diferencia de otras historias similares, yo aquí siento algo que no había sentido nunca: me siento amenazado. Siento como si lo de Carmen fuera un aviso para el resto de la prensa mexicana, como si ahora sí ya no se pudieran tocar ciertos temas en ciertos lugares. ¿O qué, usted ha visto que se haga un escándalo como el de Kalimba o como el de “Top gear”? Por supuesto que no porque aquí sí pasó algo, algo de verdad. Un abrazo para Carmen, su equipo de producción, sus colaboradores y su público. En México, cualquier pretexto es bueno para acabar con un proyecto periodístico. ¿A poco no? SUPER BOWL TV He visto todas las transmisiones de todos los Super Bowls que he podido y las del domingo pasado fueron unas de las más correctas de toda la historia. Y hablo tanto de la transmisión directa de los Estados Unidos como de los esfuerzo de Televisa (Canal 5), TV Azteca (Azteca 7), Fox Sports, ESPN y el canal NFL. Fue una jornada espectacular en donde vimos algo más que un partido de futbol americano, vimos la grandeza de nuestros vecinos del norte. De veras, qué maravilloso espectáculo ver reunidas a tantas personas, de tantos colores, de tantos tamaños y tantas edades, unidas a través del deporte. Había estrellas de Hollywood, figuras de la política y de los negocios. ¡Guau! Yo quisiera, alguna vez, ver algo parecido en México. Televisa hizo una de las transmisiones deportivas más sobrias desde que Emilio Azcárraga Jean tomó las riendas de esa corporación. Sí, hubo destellos de humor, pero no fueron excesivos como en otras ocasiones y al final, no cortaron luego, luego. ¡Bien! TV Azteca, por su parte, se aplicó muchísimo y aunque jamás nos explicó donde estaban los 360 grados de su campaña “360 grados” no puso a sus comentaristas a payasear y no nos vendió a Inés Sainz como símbolo sexual sino como periodista deportiva. Fue uno de sus mejores trabajos porque, a diferencia de Televisa, no sobrevendió sus espacios y nos permitió ver cosas que en ninguna otra parte se mostraron. Fox Sports, desde varios días antes, hizo un trabajo espléndido. Un aplauso para todos sus comentaristas, por favor. ESPN jugó de otra manera, el acento de sus narradores, por ejemplo, no permitía que uno se concentrara en la acción, pero también produjo mucho antes, durante y después del evento. El canal NFL, como usted sabe, no pudo transmitir el Super Bowl en vivo pero más allá de que nos fue dando la información con textos y con sonidos, oiga, qué sensacionales programas previos nos regaló. ¿Cuál sería la nota de color? Black Eyed Peas. ¿Por qué? Porque fue la primera vez, en un Super Bowl, que el show de medio tiempo fue un espectáculo de nicho. Si a usted le gusta esa música y esa estética, perfecto, pero si no, o la odiaba o se atacaba de la risa, pero de que fue una producción inmensa, por supuesto que lo fue. Gran noche la del domingo pasado. Gran noche de Super Bowl. Lástima que al despertar, en puente, la noticia haya sido la de Carmen Aristegui. ¿O usted qué opina?


Autor: 

 
 
 
 
     
 
 
 
 
 
 
 
  Todos los textos de Alvaro Cueva están registrados y protegidos por las leyes internacionales. Está prohibida su reproducción parcial o total por cualquier medio sin autorización por escrito del autor.
© All rights reserved on all material on all pages in this site, plus the copyright on compilations and design, graphic and logos. For information on reprinting material from this site, please contact.