Enviar por E-mail

Imprimir
Fuente chica
Fuente normal
Fuente mas
Fuente

ENTRE MEDIOS, POLICÍAS Y FAMILIAS ASUSTADAS

EL POZO DE LOS DESEOS REPRIMIDOS POR ÁLVARO CUEVA ENTRE MEDIOS, POLICÍAS Y FAMILIAS ASUSTADAS Esta semana va a estar muy movida para los amantes de la televisión. Además de las películas y de los programas especiales del 14 de febrero, nos vamos a topar con muchos estrenos. “Blue bloods” es tal vez el más importante de todos. ¿Por qué? Porque apela al público que se quedó con ganas de más después de series como “24” y “La ley y el orden”, porque sus escritores son los mismos de obras maestras como “The Sopranos” y porque, honestamente, está buenísima. “Blue bloods” es como una caja de sorpresas. Comienza siendo una series policiaca, luego se convierte en una serie de denuncia, más tarde se transforma en una serie sobre asuntos muy densos de familia y acaba catapultándonos a un universo de enigmas, conspiraciones y sociedades secretas de no creerse de tan emocionante. Es tan, pero tan buena, que podría ser una serie premium tipo “Big love”, “Dexter” o “Spartacus: blood and sand”. Pero no, es una serie de un paquete por el cual usted no tiene que pagar tanto dinero. Se va a estrenar hoy, a las 22:00 horas, por el canal LIV, el de “Hawai Cinco-0”. Búsquelo inmediatamente en la guía electrónica de su sistema de televisión de paga y prográmelo. Mi mejor recomendación es que vea el capítulo uno completo, de principio a fin, y que por nada del mundo se vaya a perder este título todas las semanas ya que aquí, como en las más espectaculares series de los últimos años, la continuidad es fundamental. “Blue bloods” narra las aventuras de unos policías, de diferentes tipos y edades, que tienen la peculiaridad de pertenecer a la misma familia. ¡Pero no sabe usted qué familia! Hay de todo para todos. Y aunque uno de los elementos que más destacan es la presencia de Tom Selleck, ícono de la televisión internacional en los años 80 por “Magnum”, la verdad es que “Blue bloods” va más allá. Aquí se habla de la relación entre los medios y la impartición de justicia, se cuestiona la brutalidad policiaca y se denuncia la existencia de leyes que protegen más a los delincuentes que a las víctimas. A mí me encantó porque a pesar de que se desarrolla en Nueva York, haga de cuenta que nos la hicieron a los mexicanos de 2011. Viene mucho al caso con todo lo que estamos viendo y viviendo. ¡Impresionante! Luche por ver esta noche y siempre “Blue bloods”. Estamos ante el comienzo de algo que pinta para ser muy grande. Yo sé lo que le digo. Y ya que estamos en series de televisión, le suplico que también luche por ver, el próximo miércoles a las 23:00 horas, el inicio de la quinta temporada de “Brothers & sisters” por Universal Channel. ¿Por qué? Porque “Brothers & sisters” es una de las series favoritas del público mexicano, porque está hecha con toda la mano, porque su reparto es increíble y porque haga de cuenta que también nos la hicieron a usted y a mí. Como usted sabe, “Brothers & sisters” es una serie que cuenta las odiseas de una familia muy del siglo XXI: los hermanos están peleados por cuestiones políticas, los empresarios sufren los estragos de la crisis, hay diversidad sexual, enfermedades, accidentes. Yo, siempre que la veo, siento que estoy viendo los enredos de una familia del México de hoy. Hasta el papel de la mamá, como en toda buena familia mexicana que se respete, es fundamental. ¡La adoro! Y así como nosotros gritamos, y pegamos, y lloramos, los personajes de esta serie también y yo creo que ver esta temporada va a ser una experiencia muy terapéutica para todos. “Brothers & sisters (5)” arranca con sus personajes completamente devastados por situaciones con las que cualquier televidente se puede identificar. Unos se quieren ir del país, otros acaban de renunciar a su sueño de ser padres, la que lo tenía todo está trabajando en un rollo muy modesto, el que tiene la posibilidad de culminar algo parecido al amor no se atreve por cuestiones de salud y por ahí anda alguien que no se atreve a renunciar a algo que ya está más que muerto. Sí, yo sé que no suena ni muy escandaloso ni muy chistoso, ¿pero sabe cuál es la idea? Demostrarnos, en menos de 60 minutos, que la vida es tan corta y tan frágil que nos tenemos que aferrar a ella y ser felices, que la familia, con todo y sus problemas, con todo y sus diferencias, es lo más importante que existe. “Brothers & sisters” va a llegar y nos va a decir: no se detengan, luchen, amen, no pierdan el tiempo, triunfen. ¿Cuántos programas de televisión conoce usted que nos digan esto? ¿Cuántos, justo ahora que todo es “vamos a pelearnos”, “distráiganse con cualquier cosa” y “sufran y tengan miedo”? ¿Ahora entiende cuando le digo que tiene que luchar por ver esta serie? A pesar del tiempo, la distancia y de los cambios de reparto, “Brothers & sisters” es muy hermosa y nuestras pantallas están ansiosas precisamente de eso, de hermosura. No se la vaya a perder. Le va a encantar.


Autor: 

 
 
 
 
     
 
 
 
 
 
 
 
  Todos los textos de Alvaro Cueva están registrados y protegidos por las leyes internacionales. Está prohibida su reproducción parcial o total por cualquier medio sin autorización por escrito del autor.
© All rights reserved on all material on all pages in this site, plus the copyright on compilations and design, graphic and logos. For information on reprinting material from this site, please contact.