Enviar por E-mail

Imprimir
Fuente chica
Fuente normal
Fuente mas
Fuente

PALADARES EN CONFLICTO

EL POZO DE LOS DESEOS REPRIMIDOS POR ÁLVARO CUEVA PALADARES EN CONFLICTO No, la acción ya no está en los noticiarios, en las series o en las telenovelas, está en los programas de cocina. Cada vez hay más personas mirando este tipo de emisiones. ¿Por qué? Porque son ligeras, entretenidas, relajantes, educativas y, lo más interesante de todo, aspiracionales. Mirando un programa de cocina uno no nada más se divierte y descansa, sueña con las cosas que jamás ha probado, imagina que algún días las preparará, se programa para un futuro mejor. Son más importantes de lo que parecen. Por eso hay tantos, por eso cada día son más sofisticados, por eso algunos de ellos se han vuelto de culto como “Iron chef América”. ¿Lo ha visto? Es un espectáculo gastronómico en donde varios chefs compiten contra reloj, en un ambiente como de luchadores de la WWE, para ver quién cocina mejor con determinados ingredientes. De lo mejor del mundo. ¡Pues qué cree! Ya tenemos una versión mexicana, se llama “Prime gourmet”, desde hace dos sábados se transmite a las 12:00 horas por el canal Unicable, es francamente maravillosa y hay mucho que decir al respecto. Para empezar, no es “Iron chef América” al 100 por ciento. Haga de cuenta que los responsables de este concepto, más o menos como lo hacen los escritores de telenovelas, lo adaptaron. Y con menos presupuesto, con menos recursos, pero con mucha pasión, hicieron algo tan bueno que si se transmitiera a otra hora, en algún otro canal, generaría tanto ruido como los “talk shows” de Laura Bozzo y de Niurka Marcos. “Prime gourmet” es súper adictivo, promueve al talento gastronómico de nuestros restaurantes, educa nuestro paladares, tiene el respaldo de marcas tan importantes como GE Monogram y nos sorprende de principio a fin. Por si usted no conoce la dinámica, déjeme se la describo: tenemos dos chefs que, en 45 minutos, tienen que preparar, con los mismos elementos más un par de ingredientes sorpresa, dos platillos espectaculares. Hay una conductora, una juez, tres críticos y los criterios para decidir quién lo hace mejor son: presentación, técnica, creatividad, sabor y aplicación del ingrediente sorpresa. No sabe usted qué cosa tan más enloquecedora, qué orgullo para uno, como mexicano, de ver y aprender tantas cosas de nuestra cocina, y qué programa tan más bueno. ¿Cuáles serían las diferencia con el formato estadounidense? Además de la parte del dinero, que nuestros chefs se lo toman más en serio. Aquí nadie juega a las rivalidades ni se pone a echar maromas. Hay un asunto de dignidad que usted y yo tenemos que celebrar porque habla del cuidado y del cariño con el que trabaja nuestra gente. “Prime gourmet” es una gran opción para los amantes de la televisión y la cocina, una joya del mismo equipo de producción de “Al sabor del chef”. Se la recomiendo. Y ya que ando en cuestiones de comida, no me puedo quedar sin recomendarle, este jueves 17 de febrero, a las 21:00, por FOXLIFE, el estreno de “Gordon’s great escape”. Yo ya lo vi y todavía estoy con la boca abierta. Es una obligación para todas las personas que tienen cable o antena directa al hogar. Como usted sabe, Gordon Ramsey es una de las estrellas más famosas de toda la televisión gastronómica internacional. Es el chef inglés que le grita, le pega y le escupe a sus pupilos, el que va a los restaurantes a regañar a los dueños, el que no se toca el corazón para decir lo que piensa. Es, para acabar pronto, como los conductores de “Top gear”, pero para el mundo de la cocina, y cada uno de sus programa es un cañonazo de “rating”, ventas, crítica y popularidad. “Gordon’s great escape” es el nuevo “show” de este personaje y consiste en verlo viajar a La India para hacer un recorrido por los sabores de ese país. Sí, yo sé que platicado así suena a lo que muchos chefs han hecho en Australia, México, Italia, Colombia y Estados Unidos, sólo que aquí hay dos diferencias: Gordon no va a La India bonita, va La India profunda, con la gente más pobre, con los sabores más intensos y con las técnicas de preparación más ancestrales. Y, segundo, el señor no llega en plan de “soy inglés y les voy a decir cómo hacer las cosas”. No. Llega con una humildad increíble, con un sentido de autocrítica admirable y con la mejor disposición para aprender y enseñarnos. Cuando lo vea, lo va a amar. “Gordon’s great escape” es mucho más que un programa de cocina, es una lección de vida, un curso de sensibilización hacia los sabores, la gente y lo más entrañable de la cultura. Verlo es viajar con él, crecer con él y sus productores son como para ovacionarlos de pie porque, en contraste con otras emisiones que han hecho viajes más o menos similares, aquí se le saca provecho a cada segundo, a cada toma. “Gordon’s great escape” es divertidísimo, tiene un ritmazo bárbaro. ¡Me encanta! Si se lo pierde, le juro que estará cometiendo un error. Véalo.


Autor: 

 
 
 
 
     
 
 
 
 
 
 
 
  Todos los textos de Alvaro Cueva están registrados y protegidos por las leyes internacionales. Está prohibida su reproducción parcial o total por cualquier medio sin autorización por escrito del autor.
© All rights reserved on all material on all pages in this site, plus the copyright on compilations and design, graphic and logos. For information on reprinting material from this site, please contact.