Enviar por E-mail

Imprimir
Fuente chica
Fuente normal
Fuente mas
Fuente

“JUAYDERITO”, EL OSO… ¿DE JOAQUÍN?

EL POZO DE LOS DESEOS REPRIMIDOS POR ÁLVARO CUEVA “JUAYDERITO”, EL OSO… ¿DE JOAQUÍN? Estoy muy molesto con esta historia de: acabemos con Joaquín López-Dóriga porque no pudo hablar bien en inglés con Anthony Hopkins. ¿De cuándo a acá los habitantes de este país tenemos la obligación de hablar inglés fluido y sin acento? ¿En qué momento don Joaquín nos presumió su inglés de Oxford? Fíjese, por favor, lo bajo que estamos cayendo en cuanto a temas de discusión. ¿A quién le importa si López-Dóriga habla inglés perfecto o no? ¿Qué tiene eso de relevante? ¿Qué tiene eso de escandaloso? Un periodista no es mejor o peor porque hable dos, cuatro o nueve idiomas. Para eso hay traductores. Aquí lo delicado es: ¿qué tenía que estar haciendo Anthony Hopkins en el noticiario de televisión más importante de México? ¿Por qué le dedicaron 16 minutos a su presencia? ¿En este país ya se acabaron las noticias o qué? ¿De qué se trata? ¿Ahora cada vez que venga una estrella de Hollywood se va a presentar en los noticiarios más influyentes de la noche? López-Dóriga no es un periodista de espectáculos, mucho menos un crítico de cine. “El noticiero” no es un programa de farándula y su formato no tiene nada de “revistero” como “Primero noticias”. ¿Qué fue lo que pasó ahí? Porque, además, lo que hizo don Joaquín no fue una entrevista, fue un anuncio de la película “El rito”. Y si no me cree, nomás compare sus preguntas con las que otros periodistas le hicieron a Anthony Hopkins. Parecían de informercial de Prostaliv. ¿Qué fue lo que pasó la noche del lunes pasado en “El noticiero”? ¿Por qué se nos vendió a Anthony Hopkins como prioridad internacional? ¿Por qué en lugar de enojarnos con eso, nos enojamos con el inglés de López-Dóriga? ¡Qué vergüenza! Qué bajo estamos cayendo. ¿Así o más frívolos? ¿Así o más intolerantes? Y luego somos los primeros en quejarnos de que los medios nos quieren distraer con Kalimba, Niurka y Laura Bozzo. ¡Pues si estamos peor! No cabe duda, tenemos la televisión que nos merecemos. Por eso a mí ya no me sorprende nada de lo que pasa o se dice en los programas de espectáculos, en los de revista o en los “talk shows”. Si la nota, con Joaquín, es “juayderito”, ¿pues qué podemos esperar que nos diga Fabiruchis en “Hoy”? ¿Qué se supone que tiene presentar Rocío Sánchez Azuara? ¿Sabe qué es lo que más me duele de esta historia? Que la televisión está llena de programas fantásticos que, por andar perdiendo el tiempo en estas cosas, nadie comenta. ¿Usted ya vio “Glitter café” de ForoTV? Es una revista súper interesante, refrescante, atractiva y entretenida que habla sobre temas ligeros como la moda y la comida, conducido por dos chavas nuevas (Karla Gómez y Marcela Cuevas) que en un par de años, cuando tengan un poco más de experiencia, le van a quitar la chamba a Gloria Calzada de tan talentosas. Para mí esto es una gran noticia porque ForoTV es un experimento rarísimo que ni es sistema informativo, que ni deja de ser 4TV, y que casi todo el tiempo está sumergido en la densidad y lo solemne. “Glitter café” es un oasis, una ventana de oportunidades fabulosa porque apela a un público generosísimo, porque se presta para que venda hasta lo que no y porque le da batalla a conceptos posicionadísimos como “D todo” de Once TV México, pero con una mejor disposición. Me encantan sus temas, sus conductoras y sus reporteros. A lo mejor Televisa todavía no se ha dado cuenta, pero aquí tiene una joya que si tuviera una mejor programación (pasa los domingos por la tarde), llenaría muchos de los huecos de los que tanto nos quejamos cuando andamos buscando contenidos y calidad en esa televisora. Otro programa que es una maravilla es “Palabras mayores” de Proyecto 40. Cuando lo vi, me quedé con la boca abierta porque vi a un Pepe Cárdenas muchísimo más vigoroso que la mayoría de los chavitos que andan haciendo sus pininos en televisión. Y porque tiene un trabajo de producción, sorprendente. Hasta parece programa de MTV porque todo es corto, todo es rápido, todo es profundo, todo está estudiado, cada toma, cada acorde. ¡Guau! “Palabras mayores” es un programa de análisis periodístico súper sofisticado porque en lugar de hacerse en una mesa con tres comentaristas, toma alguno de los temas del momento y nos hace todo un espectáculo. El conductor nos mueve el tapete, vamos con un analista, aparece la referencia de algún libro, se dice algo hiper-delicado, nos voltean la tortilla, vamos con otro analista. ¡Enorme! Y algo que yo le quiero agradecer a sus responsables es que, en contraste con la mayoría de los programas de este tipo que están hechos como para que nadie los entienda, “Palabras mayores” nos explica todo con claridad, con amenidad. ¡Gracias! Luche por verlo los lunes por la noche y luche por hablar de otras cosas más allá del inglés de Joaquín López-Dóriga. Sería mucho más productivo para todos. ¿A poco no?


Autor: 

 
 
 
 
     
 
 
 
 
 
 
 
  Todos los textos de Alvaro Cueva están registrados y protegidos por las leyes internacionales. Está prohibida su reproducción parcial o total por cualquier medio sin autorización por escrito del autor.
© All rights reserved on all material on all pages in this site, plus the copyright on compilations and design, graphic and logos. For information on reprinting material from this site, please contact.