Enviar por E-mail

Imprimir
Fuente chica
Fuente normal
Fuente mas
Fuente

CRÍTICA A “BIENVENIDA REALIDAD”

EL POZO DE LOS DESEOS REPRIMIDOS POR ÁLVARO CUEVA CRÍTICA A “BIENVENIDA REALIDAD” Importante, el lanzamiento de “Bienvenida realidad”, la nueva producción de Argos, Cadenatres y Sony Pictures, es algo muy importante. ¿Por qué? Antes de responder esta pregunta, lo voy a poner en antecedentes. “Bienvenida realidad” es una telenovela juvenil que desde el 14 de marzo se transmite de lunes a viernes a las 20:00 (con repetición a las 10:00) por Cadenatres. Ya se había hecho antes en Chile y su llegada a este canal de televisión de Grupo Ángeles provocó toda una revolución. El noticiero de Pedro Ferriz de Con, por ejemplo, subió al horario de las 22:00 y “El sexo débil” bajó al de las 21:00 (se repite a las 23:30). ¿Qué tiene esto de importante? Mucho. Ahora Cadenatres puede presumir de tener dos telenovelas de producción propia al aire lo cual la pone exactamente al mismo nivel de Azteca que, hasta la semana pasada, se vanagloriaba de ser la segunda casa productora de melodramas seriados de este país. Por si esto no fuera suficiente como para provocar un cataclismo a nivel competencia, si juntamos “Bienvenida realidad” y “El sexo débil” con “Isa, TKM”, que se transmite a las 19:00, lo menos que podemos decir es que Cadenatres tiene una barra telenovelera más grande que la de Azteca 13. Fíjese en el nivel de crecimiento de ese modesto canal de televisión que se puede ver en todo el país por diferentes sistemas de cable y de antenas directas al hogar. Fíjese en la decadencia de Azteca Novelas. Sí está como para ponerse a pensar. Ahora el reto es que Cadenatres se sostenga, que al final de estos dos títulos no nos vaya a salir con la repetición de una serie vieja para parchar su parrilla de programación como cuando se acabó “Las Aparicio”. Si Cadenatres consigue el milagro de la continuidad, ya la hizo porque el éxito no va a llegar de un día para otro, se necesita crear hábito, y la única manera de crear hábito en este negocio es con la constancia. ¿Usted cree que los ejecutivos de Grupo Ángeles lo consigan? Ojalá que sí porque a nuestra industria telenovelera le urgen más opciones. “Bienvenida realidad” es eso, una opción para el público juvenil que antes sólo podía ver telenovelas de consumo como “Niña de mi corazón”, “Atrévete a soñar” y “Verano de amor”. No niego el éxito de esta clase de emisiones pero en el mercado de los chavos también hay hombres y mujeres que se quieren entretener e identificar con algo más inteligente. “Bienvenida realidad” es la historia de varios jóvenes que van a la misma escuela y, mientras se enamoran, viven conflictos que tienen que ver con bullying (acoso), lesbianismo, drogas, discriminación e incluso con las matanzas de chavos en Ciudad Juárez. Y hay groserías, y dispositivos portátiles de comunicación, y redes sociales. Es otro tipo de telenovela que también tiene derecho a existir. No es la primera vez que se hace algo parecido en México, recordemos a “Roomies” del Canal 52MX, pero representa una alternativa valiosísima para millones de muchachos. ¿Está buena? Mire, “Bienvenida realidad” es como un pastel finísimo hecho con los mejores y más caros ingredientes del mercado, pero que al final sabe feo, amargo. Yo soy el televidente más feliz del mundo al ver a esos actores, sobretodo a los nuevos, porque puedo reconocer en ellos mucho talento. Por ahí anda una chava que va que vuela para ser la nueva Cecilia Suárez, otra que me late que podría hacer una carrera internacional como la de Ana de la Reguera y ni hablemos de los hombres, son como diamantes en bruto. Yo los contrataría de inmediato. Igual, sus personajes son divinos. Están bien construidos en lo literario. El formato original de “Bienvenida realidad”, definitivamente, tiene que ser una joya. Da para todo y percibo cierta consistencia en su adaptación. Muy por el estilo están la fotografía, las locaciones, la iluminación, el vestuario. Aquí hay material para construir un éxito. La bronca es que a la hora de ver todos estos recursos en pantalla, el resultado no brilla. Las intenciones de los actores no están bien marcadas, los golpes se ven chafísimos y en secuencias fundamentales, como cuando un chico le grita lesbiana a una chava que lo atacó, nadie pudo oír nada porque todos los personajes estaban gritando. Como que le dieron esto a un director sin experiencia, como que están grabando a la carrera o como que se les barrió el control de calidad, pero “Bienvenida realidad” no está a la altura ni siquiera de sus propias pretensiones editoriales. ¡Qué pena! Además, a pesar de la fuerza que implica tener una barra telenovelera de dos títulos pegados, yo dudo que los estudios profesionales de audiencia marquen que el público para este tipo de historia esté a las 20:00 horas. En resumen, este lanzamiento es más importante de lo que parece y, por lo mismo, tendría que estar más cuidado. ¿O usted qué opina?


Autor: 

 
 
 
 
     
 
 
 
 
 
 
 
  Todos los textos de Alvaro Cueva están registrados y protegidos por las leyes internacionales. Está prohibida su reproducción parcial o total por cualquier medio sin autorización por escrito del autor.
© All rights reserved on all material on all pages in this site, plus the copyright on compilations and design, graphic and logos. For information on reprinting material from this site, please contact.