Enviar por E-mail

Imprimir
Fuente chica
Fuente normal
Fuente mas
Fuente

EL ANUNCIO DE INICIATIVA MÉXICO 2011

EL POZO DE LOS DESEOS REPRIMIDOS POR ÁLVARO CUEVA EL ANUNCIO DE INICIATIVA MÉXICO 2011 Qué impacto el de “Iniciativa México”. Todavía no se presentaba su segunda temporada y ya había gente atacándola lo mismo en los medios tradicionales que en los no tradicionales. Y no estamos hablando de un grupo de personas desconocidas refugiándose en el anonimato de las redes sociales, ¡no!, se trataba de hombres y mujeres bastante reconocidos. ¿Qué fue lo que pasó aquí? Lo que pasa en todos los ámbitos de nuestra vida nacional cada vez que alguien se junta para hacer algo: inmediatamente aparecen los opositores. ¡Calma! Hasta no ver, no criticar. En un momento comentamos lo que salió ayer en la tele, pero antes tenemos que reflexionar sobre dos puntos. Primero, cualquier campaña de responsabilidad social merece respeto. Hacer garras a “Iniciativa México” nada más porque viene de ciertas televisoras es tan enfermo como despedazar la colecta anual de la Cruz Roja por el sólo simple de venir de la Cruz Roja y no de la Arquidiócesis Primada de México. Segundo, nos caerán muy bien o nos caerán muy mal los medios, las universidades y los intelectuales que están atrás de “Iniciativa México”, pero a ninguna causa ciudadana le viene mal la ayuda de este proyecto. No creo que exista un solo albergue, un solo hospital o una sola agrupación que se dedique a ayudar a los demás en este país, que le diga que no a un estímulo venido de “Iniciativa México” nada más por venir de “Iniciativa México”. No confundamos los rencores con los temas de responsabilidad social. Ahora sí, critiquemos “Iniciativa México”. ¿Cuál sería la peor crítica que le podríamos hacer a este proyecto? La misma del año pasado, la de su identidad. Muchas personas sufrimos horrores en 2010 tratando de entender qué era esto porque comenzó como la réplica de una serie de campañas de motivación nacional que se habían hecho en países como India, Chile, Colombia y Perú. Yo mismo presenté las imágenes en Milenio Televisión. Pero luego se convirtió en un “reality show” de campañas de responsabilidad social. ¿Qué tiene que ver una cosa con la otra? Por si esto no fuera suficiente para confundir al ciudadano común y corriente, ayer “Iniciativa México” se transformó en un acuerdo entre medios de comunicación para el manejo de cuestiones noticiosas. ¿Entonces en qué quedamos? ¿“Iniciativa México” son los “spots” de Javier Aguirre y Salma Hayek, el “reality show” de las campañas de responsabilidad social o una plataforma para acuerdos periodísticos? Esto se tiene que definir y respetar porque si no, se hunde. Acuérdese de los “reality shows” que se la pasaron cambiando sus reglas hasta que acabaron con el público. Yo que los organizadores de este proyecto, ni remotamente hubiera organizado una “Iniciativa México 2”. ¿Por qué? Porque se supone que “Iniciativa México 1” iba a transformar a todos los mexicanos en ciudadanos “sin complejos”. Regresar a “Iniciativa México” es como decir: fracasamos. Lo mejor hubiera sido organizar algo nuevo, con los mismos medios, pero con otro nombre y con otros objetivos. Después, por lo que entendí ayer monitoreando esto por televisión, la nueva “Iniciativa México” pretende contribuir a muchas cosas positivas a través del manejo responsable de la información en noticiarios. ¡Perfecto! Se me hace hermoso pero de muy corto alcance. Más allá de que no era necesaria una presentación como la de ayer para algo que normalmente se resuelve a través de códigos de ética, mecanismos de autorregulación y asambleas gremiales, al gran público que se expone a los medios le afecta poco el tema de las noticias. Qué pena tener que decirlo pero los noticiarios y las mesas de análisis son dos de los formatos menos agraciados a la hora de los ratings. A menos que se trate de una emergencia nacional, como cuando se anunció la influenza AH1N1, las audiencias prefieren ver telenovelas, “talk shows” y partidos de futbol. ¿Por qué en lugar de preocuparse tanto por los contenidos de los noticiarios, los medios que participan en “Iniciativa México” no se preocupan por lo que pasa en sus melodramas seriados, en programas como los de Laura Bozzo y Rocío Sánchez Azuara, y en sus coberturas deportivas? Por la más elemental lógica matemática, eso sería mucho mejor para el pueblo de México que limitarse a las cuestiones noticiosas. Además, siendo honesto, son muy pocos, poquísimos, los noticiarios mexicanos donde no se aplica, de manera espontánea, desde hace años, todo lo que se planteó ayer en “Iniciativa México”. ¿Pero sabe qué es lo que más me preocupa de este concepto? La parte concerniente a la producción de televisión. “Iniciativa México” es demasiado solemne, en lugar de manejar un lenguaje humano, maneja uno como de políticos, y tengo la impresión de que si sigue como va, se podría convertir en otra rutina anual tipo “Teletón”. ¿Y no se trata de eso? ¿O sí?


Autor: 

 
 
 
 
     
 
 
 
 
 
 
 
  Todos los textos de Alvaro Cueva están registrados y protegidos por las leyes internacionales. Está prohibida su reproducción parcial o total por cualquier medio sin autorización por escrito del autor.
© All rights reserved on all material on all pages in this site, plus the copyright on compilations and design, graphic and logos. For information on reprinting material from this site, please contact.