Enviar por E-mail

Imprimir
Fuente chica
Fuente normal
Fuente mas
Fuente

¿HARTO DE “PEQUEÑOS GIGANTES”?

EL POZO DE LOS DESEOS REPRIMIDOS POR ÁLVARO CUEVA ¿HARTO DE “PEQUEÑOS GIGANTES”? Si usted, como yo, está harto de “Pequeños gigantes”, ¡buenas noticias!, ya tenemos en México un verdadero programa de televisión dedicado a la búsqueda y promoción del talento: “Ópera prima en movimiento”. Se estrenó el domingo pasado a las 21:00 horas por Conaculta Canal 22 y es la versión 2011 de aquel maravilloso “reality” musical sobre cantantes de ópera que se hizo el año pasado sólo que ahora con bailarines de ballet. No sabe usted qué cosa tan más hermosa porque los responsables de este proyecto realmente se aplicaron, corrigieron lo poco que tenían que corregir de la primera “Ópera prima” y crearon un espectáculo digno, inteligente, precioso. Antes de hacer cualquier comentario hay que recordar que ni Canal 22 ni la casa productora independiente que se está encargando de la realización de este proyecto cuentan con la quinta parte del presupuesto de cualquier producción de Televisa. Y a pesar de eso nos están regalando una producción sofisticadísima grabada en locaciones de Monterrey, Guadalajara y el Distrito Federal, con imágenes de una belleza indiscutible y con un montón de puntos a su favor. Para empezar, aquí hay credibilidad. Todos los procesos han sido transparentes, la gente que opina sabe de lo que está hablando y las instituciones que están participando gozan de un prestigio a prueba de balas. Después está la parte del respeto. A pesar de que en la primera emisión vimos varias descalificaciones, los muchachos que salen ahí son tratados con calidez, con la idea de promoverlos, de convertirlos en estrellas. Por si esto no fuera suficiente, creo que el ballet jamás había recibido un apoyo de esta naturaleza en la televisión de nuestro país. Al mirar “Ópera prima en movimiento” no sólo nos entretenemos y participamos de las historias de superación personal de cada uno de sus integrantes, aprendemos de ballet, nos dan ganas de ir a verlo, de que nuestros niños se involucren. ¡Gracias! Porque esto es positivo y porque para llegar a ese nivel se tuvieron que hacer muchas adecuaciones sobre lo que normalmente se hace en un “reality show”. Aquí no se trata de convocar a cualquiera para que improvise sobre la marcha, se convocó a un tipo muy específico de talentos y esto le da otra categoría a la emisión. Qué padre ver esto justo ahora que el ballet es uno de los grandes temas de debate por el escándalo de la película “El cisne negro”. Y qué padre programa. Todo está bien, hasta la conducción de Sasha Sokol. Trate de verlo y trate de ver otra maravilla que se presentó el domingo pasado: “Mildred Pierce”. Con todo el ruido del lanzamiento de la cuarta temporada de “Mad Men”, como que a la opinión pública se le olvidó que el canal HBO está ofreciendo muchos otros títulos de estreno en esta temporada. “Mildred Pierce” es uno de ellos y a mí me dejó con el ojo cuadrado por algo que considero fundamental: es la historia perfecta para el México de hoy. Haga de cuenta que nos la hicieron a nosotros. “Mildred Pierce” es el drama de una mujer que lo pierde todo y que tiene que sacar adelante a sus dos hijas sola, en tiempos de crisis y sin más respaldo que su talento y su fortaleza interior. Es un historia increíble, emotiva, esperanzadora. Viene de una novela muy famosa y ya se había hecho en cine con Joan Crowford, pero ahora la tenemos en miniserie de cinco capítulos de una hora con dos ventajas competitivas enloquecedoras. La primera, una producción de época que va a hacer suspirar a cualquiera entre los carros, las casas, el vestuario y la música de los años 30. Y luego está la actuación de Kate Winslet. Sí, la ganadora del Oscar, la actriz de “Titanic”. Si Kate se involucró en esto es porque sabía que “Mildred Pierce” era un proyecto de alto nivel. ¡Guau! Trate de ver la repetición del capítulo uno lo antes posible y no se pierda el resto de esta miniserie todos los domingos por la noche. No sólo “Mad Men” es lo bueno de HBO. Y ya que ando en cosas importantes que sucedieron el domingo pasado, ¿cómo vio el estreno de la tercera temporada de “Star Wars: The Clone Wars” por Cartoon Network? ¿No fue la experiencia más fabulosa que nos pudieron regalar a los adoradores de “Star Wars”? “Star Wars: The Clone Wars” es una serie animada con los últimos recursos de la tecnología cinematográfica que cuenta lo que supuestamente pasó durante las guerra clónicas que se mencionan en la saga de “Star Wars”. Y es de una complejidad admirable tanto desde la parte literaria como desde la parte técnica. Yo le podría escribir todo un libro nada más de esta serie. Es magnífica. ¿Y cómo regresó? Con un capítulo desgarrador que, por primera vez en la historia de esta franquicia, nos hizo sentir a profundidad el dilema existencial de los clones de “Star Wars”. Búsquelo en repetición y abónese a esta serie. Yo sé lo que le digo.


Autor: 

 
 
 
 
     
 
 
 
 
 
 
 
  Todos los textos de Alvaro Cueva están registrados y protegidos por las leyes internacionales. Está prohibida su reproducción parcial o total por cualquier medio sin autorización por escrito del autor.
© All rights reserved on all material on all pages in this site, plus the copyright on compilations and design, graphic and logos. For information on reprinting material from this site, please contact.