Enviar por E-mail

Imprimir
Fuente chica
Fuente normal
Fuente mas
Fuente

¿LEÓN KRAUZE EN LUGAR DE LÓPEZ DÓRIGA?

EL POZO DE LOS DESEOS REPRIMIDOS POR ÁLVARO CUEVA ¿LEÓN KRAUZE EN LUGAR DE LÓPEZ DÓRIGA? Algo muy extraño está pasando con Noticieros Televisa desde que comenzó el año. Por un lado, Carlos Loret de Mola ha participado en unas entrevistas vergonzosísimas y, por el otro, hay una especie de movimiento para acabar con “El noticiero con Joaquín López Dóriga”. Es como si algo o alguien quisiera promover a Carlos. Es como si algo o alguien quisiera acabar con Joaquín. No se vale. Carlos es un hombre brillante que ha trabajado como pocos y de una lucidez asombrosa, y Joaquín es uno de los periodistas más importantes de nuestro país. Si viviéramos en Hollywood, ya le hubieran hecho una película biográfica. ¿Por qué le cuento esto? Porque el lunes pasó algo sintomático: León Krauze entró a suplir a López Dóriga en “El noticiero”: ¿Y? ¿Qué tiene esto de sintomático? Que inmediatamente comenzaron las comparaciones en las redes sociales como si aquello se hubiera tratado de un casting y pues no. León es un hombre muy popular al que le salen de maravilla cierto tipo de cuestiones, pero que ni remotamente está hecho para conducir un espacio así. Ni siquiera se ve cómodo. Es como si estuviera actuando. No es él. Igual y un día nos da la sorpresa con un espacio revistero tipo “Hoy mismo”. León, cuando se relaja, es supersimpático, las “soft news” se le dan y es excelente para convocar a cuestiones de color como las catas de pizzas, tacos y tamales, pero los conceptos tipo “El noticiero” no son lo suyo. ¿Cuál es la nota? No, la nota no es León, la nota es “El noticiero”. Yo no creo que haya sido casualidad el homenaje en vida que Televisa le hizo la semana pasada a Joaquín López Dóriga para conmemorar el aniversario número 11 de ese espacio. ¿Usted sí? ¿Cuándo había visto que se le hiciera una retrospectiva a un noticiario mexicano? ¿Cuándo había visto que se le hiciera por un aniversario 11? Está raro, ¿no? Como que al mismo tiempo que una fuerza quiere aniquilar a López Dóriga con excusas tan bobas como el “juayderito”, otra lo quiere defender recordándole a la gente sus logros desde que sustituyó a Guillermo Ortega. Mire, nada es para siempre y algún día veremos la despedida de Joaquín de ese servicio informativo. A mí lo que me preocupa son dos cosas: Que en ciertos círculos se esté leyendo la permanencia de López Dóriga en “El noticiero” como se leería la permanencia de un gobernante, porque eso confirmaría que la televisión ya dejó de ser un asunto de comunicación para convertirse en una cuestión de poder. Y la ausencia de talentos que puedan responder a lo que tarde o temprano serán los nuevos programas de Noticieros Televisa. Sí, Noticieros Televisa es un departamento con muchos nombres muy fuertes que podrían hacer montones de cosas, pero si los vamos analizando uno por uno, sólo funcionan donde están. ¿Por qué? Porque cada uno trabaja para un perfil demasiado específico y porque cada uno ha desarrollado un poder tan enorme, que no hay rotación. Para Televisa sería más complicado moverlos que dejarlos ahí donde están. Por eso es más sencillo contratar a alguien de fuera que cambiar a un periodista de lugar. Por eso es más común que de la nada aparezca un absoluto desconocido que se le dé la oportunidad de ascender a un elemento que comenzó desde abajo. ¿Cuántos años más va a tener que esperar una especialista de la talla de Diane Pérez, por ejemplo, para sustituir definitivamente a Lolita Ayala? ¿Existe alguna garantía de que al final de toda esa espera ella se vaya a quedar con el noticiario de mediodía de XEW-TV? Está clarísimo por qué muchas de las personalidades que comenzaron Noticieros Televisa ya no están ahí. ¿Conoce usted a alguno que, después de años y años de picar piedra y de suplir a otros haya entrado al privilegiado grupo de los conductores estelares? Piénselo. Aquí hay varios temas sobre los que no podemos dejar de reflexionar. ¿Es Noticieros Televisa lo suficientemente flexible como para sobrevivir a un cambio? ¿Qué va a pasar el día que gente como Joaquín López Dóriga, Brozo o Adela Micha se quieran ir? ¿Hay periodistas que los puedan sustituir? ¿Hay elementos que manejen exactamente lo mismo que ellos? ¿Dónde? ¿Quiénes? Noticieros Televisa es como una trampa porque al mismo tiempo que a cada periodista se le permite desarrollar su propio estilo, hay una tendencia corporativa que impide que, los que están, crezcan, y que los que llevan años esperando, entren. Por eso es tan morboso imaginar que Carlos Loret de Mola se pudiera quedar con la silla de Joaquín López Dóriga o que León Krauze le pudiera arrebatar esa oportunidad. Es buen chisme. El problema es que, por andar de chismosos, las noticias dejan de ser las noticias para ser lo que le pasa a los señores que dicen las noticias y eso, en un país que genera tanta información tan pesada como el nuestro, es un insulto. ¿O usted qué opina?


Autor: 

 
 
 
 
     
 
 
 
 
 
 
 
  Todos los textos de Alvaro Cueva están registrados y protegidos por las leyes internacionales. Está prohibida su reproducción parcial o total por cualquier medio sin autorización por escrito del autor.
© All rights reserved on all material on all pages in this site, plus the copyright on compilations and design, graphic and logos. For information on reprinting material from this site, please contact.