Enviar por E-mail

Imprimir
Fuente chica
Fuente normal
Fuente mas
Fuente

¡Y QUE AZTECA SE PONE LAS PILAS!

EL POZO DE LOS DESEOS REPRIMIDOS POR ÁLVARO CUEVA ¡Y QUE AZTECA SE PONE LAS PILAS! Hay dos eventos que tienen vuelta loca a la humanidad: la boda del Príncipe William con Kate Middleton, y la beatificación de Juan Pablo II. De la boda real mejor ni hablemos. Prácticamente todos los canales importantes de televisión de México y el mundo están preparando algo especial para ese día. ¿Pero qué pasa con la beatificación de Juan Pablo II? Independientemente de su religión, esto es noticia y tiene importantísimas implicaciones políticas, económicas y sociales. Misteriosamente como que aquí sólo unos cuantos se han movido y yo tengo la obligación profesional de destacar los esfuerzos de Azteca. Qué trabajo tan más estupendo tantos en sus áreas de noticias como en las de programación de películas y programas dramatizados. Aquí es donde uno, como televidente, puede ver quién está comprometido y quién no, con ciertas causas. Y de todo lo que Azteca he hecho alrededor de Juan Pablo II yo quisiera destacar lo que están haciendo en “A cada quién su santo”, una especie de miniserie, capítulo seriado, paquete de episodios o como usted quiero llamarlo, que desde el 18 de abril se transmite todos los lunes, dedicado a la beatificación de este gran líder. Le juro que es un maravilloso trabajo de redacción, de actuación, de dirección de escena, de producción, de post-producción y de economía de recursos que cualquier miembro de la familia puede disfrutar para pasar un buen rato y para reflexionar sobre el legado de “El Papa Viajero”. Son episodios que combinan imágenes de las visitas de Juan Pablo II con escenas grabadas especialmente para “A cada quien su santo” y el resultado es como si Karol Wojtyla estuviera vivo, frente a los personajes, frente a nosotros. ¡Impresionante! ¡Y qué historias! Familias que se desmoronan, niños que se pierden, gente que se los roba, secuestradores que se arrepienten, madres de familia que los perdonan. Por donde quiera que se analice esta idea es nota y lo mejor del caso es que, a diferencia de otras producciones que con tal de jalar “rating” son capaces de cualquier barbaridad, todos estos conflictos, que son tan fuertes, están excelentemente bien desarrollados por la producción de este concepto. Luche por ver “A cada quien su santo” (además de los especiales de Semana Santa de Azteca 13 y Azteca 7) y, en especial, estos capítulos que le menciono, dedicados a Juan Pablo II. Son buenísimos. Le van a gustar. GORDA, GORDA, PERO NO TANTO No, no tengo nada contra MTV. Al contrario, soy fanático de su programación. La bronca es la importación de televisión basura como “Jersey shore”, pero siempre hay algo bueno que decir de esta gloriosa señal del cable y las antenas directas al hogar. Además de “16 and pregnant” (cuyo esperadísimo final de temporada va a ser el 1 de mayo a las 21:00), estos señores están pasando un “reality show” que es como para llevárselo a Alonso Lujambio y a José Ángel Córdova Villalobos y suplicarles que obliguen a varias televisoras a transmitirlo por el bien de nuestra juventud. Se llama “I usted to be fat” y es uno de los mejores programas de televisión que están en este momento en pantalla. Si usted o sus hijos no lo están viendo, están cometiendo un error. “I usted to be fat” son las historias de chavos comunes y corrientes (el mercado natural de MTV) que, durante sus vacaciones escolares deciden dejar de ser gordos, aprender a comer y hacer ejercicio bajo la supervisión de verdaderos especialistas. Y tiene la parte de la vida afectiva, lo que pasa cuando eres gordo y quieres encontrar pareja, lo que sucede con tu familia, con tus amigos, con tu rendimiento escolar, con tus oportunidades de desarrollo. No sabe usted qué experiencia tan más impactante, tan más entretenida, tan más desgarradora, tan más divertida y tan más didáctica. ¿Por qué? Porque no es lo mismo aprender a bajar de peso con algo que te platican o que está contaminado por el patrocinio de equis marcas, a aprenderlo de primera mano, con el ejemplo, por imitación. Uno ve esas historias y dice: si ella (o él) puede, yo también puedo. Y no es caro, y lo puedo hacer con lo que tengo a la mano, y mi vida va a cambiar en todos los sentidos. ¡Bravo! “I usted to be fat” es el programa perfecto para combatir la epidemia de obesidad que estamos padeciendo, para entender que los gordos no están solos, para compartir anécdotas. En contraste con otras producciones similares sobre dietas y gente que adelgaza, “I usted to be fat” tiene a su favor la cuestión de los jóvenes, el tema de las vacaciones, lo último de lo último en materia de nutrición y acondicionamiento físico, y una producción espectacular. Nunca deja de ser un concepto de MTV, un “show” fresco, entretenido, irreverente. Pasa los martes a las 20:00, pero tiene muchas repeticiones a lo largo de la semana. Se lo recomiendo de todo corazón.


Autor: 

 
 
 
 
     
 
 
 
 
 
 
 
  Todos los textos de Alvaro Cueva están registrados y protegidos por las leyes internacionales. Está prohibida su reproducción parcial o total por cualquier medio sin autorización por escrito del autor.
© All rights reserved on all material on all pages in this site, plus the copyright on compilations and design, graphic and logos. For information on reprinting material from this site, please contact.