Enviar por E-mail

Imprimir
Fuente chica
Fuente normal
Fuente mas
Fuente

CAMBIOS, EXTRAÑAMIENTOS Y COSAS PEORES

EL POZO DE LOS DESEOS REPRIMIDOS POR ÁLVARO CUEVA CAMBIOS, EXTRAÑAMIENTOS Y COSAS PEORES ¿De veras Héctor Villarreal, Subsecretario de Normatividad y Medios de la Secretaría de Gobernación, le mandó un extrañamiento a Televisa por la transmisión de la telenovela “La reina del sur”? Quiero pensar que no es cierto, que es sólo un chisme, que se trata de un truco publicitario porque de ser así, cómo se nota que el señor ni está viendo esta producción de Telemundo ni tiene gente que le sepa reportar la verdad de lo que está sucediendo en nuestras pantallas. “La reina del sur” es lo menos promocional que jamás se ha hecho alrededor del tema del crimen organizado en este país. Es más, la acción tiene semanas de ni siquiera estarse desarrollando en México y contrariamente a lo que sucede en otros melodramas nacionales, está lleno de valores fundamentales. ¿Pues no Teresa Mendoza (Kate del Castillo) acaba de ir a Marruecos a defender el derecho de una madre de familia a estar cerca de su hijo? ¿Pues no el galán de esta telenovela nos acaba de dar una cátedra de lo que es la defensa de los niños ante el tráfico de ilegales que se vive en diferentes regiones del mundo? ¿Esto es lo que quieren censurar? ¡Pues qué ganas de molestar! ¡De atacar algo sin conocerlo! ¡De no saber ver la televisión! Si a don Héctor y a sus compañeros realmente les interesara lo que está sucediendo en nuestra industria, ya hubieran mandado investigar otros casos que sí son una vergüenza para nuestra sociedad como “Pequeños gigantes”. ¿Por qué este gran equipo de profesionales del monitoreo no dice nada de los bailes sensuales que los menores de edad de esta producción de El Canal de las Estrellas se aventaron hace varios domingos? A diferencia de “La reina del sur”, “Pequeños gigantes” se transmite en horario familiar y navega con la bandera de ser una promoción del talento infantil. ¡Cuidado! Y ni hablemos de los “talk shows”. Por eso le digo, quiero pensar que todo este escandalito es mentira, una calumnia inventada en las redes sociales para desprestigiar a la gente de nuestra Secretaría de Gobernación porque si fuera cierto, qué miedo. Ahora resulta que una telenovela que cuenta la historia de una mujer que se enamora del hombre equivocado es peligrosa y que las toneladas de basura que nos chutamos al día con “Hoy”, “Laura”. “Se vale”, “Reina por un día” y “Cosas de la vida” no merecen la más mínima intervención. ¿Verdad que no es cierto? ¿Verdad que esto nunca pasó? MOVIMIENTOS EN AZTECA NOTICIAS A propósito de chismes, de escándalos y de cosas peores, uno de los temas que más están sonando en la fuente de espectáculos son los supuestos cambios de conductores que va a haber en diferentes espacios de Azteca Noticias. Mire, aquí, a diferencia de lo que sucede con las producciones de Noticieros Televisa, la nota no es si la gente va o viene. En Azteca es muy difícil encontrar figuras periodísticas como Joaquín López-Dóriga, Adela Micha o Carlos Loret de Mola. ¿Por qué? Porque, salvo honrosas excepciones, los conductores de la televisora del Ajusco son demasiado obedientes, colaboran en un solo lugar, no ofrecen exclusivas, no hacen entrevistas extraordinarias, no marcan agenda, no opinan, no nada. Trabajan mucho, pero no trascienden, nadie los toma en cuenta, casi ninguno de ellos es dueño del noticiario que maneja, les pesa demasiado el rollo corporativo y es muy raro el que tiene una personalidad propia, una personalidad protagónica. Lo importante de los supuestos cambios que va a haber en ese departamento, insisto, no es si quitan a los titulares de “Hechos AM”, si separan a los de “Hechos meridiano” o si algunos de ellos va a terminar haciendo algún otro tipo de cuestión en “Barra de opinión”. Lo importante es que se vaya quien se vaya, llegue quien llegue, mientras la línea editorial de los programas de Azteca Noticias siga siendo la misma, aquello ni va a funcionar ni va a tener el mismo impacto que lo que hace Televisa. Urge un severo replanteamiento de Azteca Noticias porque, cuando uno mira sus noticiarios de principio a fin, lo que predomina no son los ejercicios periodísticos sino producciones que buscan el “rating” a través de otras herramientas como las notas de color, los videos chistosos y las mujeres hermosas. El problema es que cuando uno quiere ver notas de color, videos chistosos y mujeres hermosas no pone un noticiario, pone un programa de revista, y que tanta insistencia en esta clase de contenidos, mientras el país arde en información, crea sensaciones negativas. Por un lado, la de que ninguno de estos noticiarios informa y, por el otro, la de que todos son iguales. Y si a esto le sumamos que la mayoría de los programas de Azteca se parecen (color, humor y belleza), el resultado es una catástrofe. ¿Para qué quiere uno ver lo mismo de lo mismo en unos canales que siempre tienen lo mismo? ¿O usted qué opina?


Autor: 

 
 
 
 
     
 
 
 
 
 
 
 
  Todos los textos de Alvaro Cueva están registrados y protegidos por las leyes internacionales. Está prohibida su reproducción parcial o total por cualquier medio sin autorización por escrito del autor.
© All rights reserved on all material on all pages in this site, plus the copyright on compilations and design, graphic and logos. For information on reprinting material from this site, please contact.