Enviar por E-mail

Imprimir
Fuente chica
Fuente normal
Fuente mas
Fuente

MALAS DECISIONES

EL POZO DE LOS DESEOS REPRIMIDOS POR ÁLVARO CUEVA MALAS DECISIONES No sé que me molesta más, si la noticia de que Televisa no va a estrenar su anunciadísima barra de comedia o el hecho de que usted y yo estemos al pendiente de este lanzamiento cuando tener al aire esta clase de producciones tendría que ser la cosa más natural del universo. Antes, había emisiones cómicas para aventar para arriba. Y que no nos salgan con el viejo truco de la crisis porque en otros momentos en que el país realmente se estaba tambaleando por las broncas de dinero, Televisa siempre tuvo muchos proyectos humorísticos en sus pantallas. Esto está pasando porque nosotros lo estamos permitiendo, porque nos da igual si nos ponen algo o no nos ponen nada a las 22:00 en El Canal de las Estrellas, porque consumimos cualquier porquería que nos pongan enfrente. Y sí, sí es muy delicado porque la inteligencia de un país se mide en la capacidad de sus habitantes para reírse de si mismos, porque si algo nos urge en estos momentos de terror es la risa. Porque hay cientos de espléndidos comediantes mexicanos que van a seguir sin trabajo y porque, paradójicamente, éste es uno de los momentos más brillantes para las producciones cómicas a nivel internacional. Qué pena lo que está pasando. Qué pena de país tenemos. BAJO EL CAOS Estoy muy triste por lo que le hicieron a “Bajo el alma” en Azteca 7. La cambiaron de duración y de horario. De haber estado en capítulos de una hora a las 22:30, ahora está en chiqui-episodios de 30 minutos a las 23:30. ¿Y? ¿Qué tiene esto de novedoso, si es la costumbre en la televisora del Ajusco? ¿Qué tiene de terrible si estamos hablando de una telenovela llena de problemas? Tiene de novedoso que muchos nos tragamos el cuento del cambio. Tiene de terrible que ya no le vamos a creer a Azteca cuando nos presente un programa dramatizado. Si este tipo de estrategias se hubieran seguido en los años 90 con títulos como “El peñón del amaranto” y “Con toda el alma” (que eran malos y que nunca juntaron grandes audiencias), la vieja TV Azteca jamás hubiera llegado a cañonazos como “Nada personal” y “Mirada de mujer”. ¿Sabe quién va a pagar los platos rotos de esta decisión? No sólo los chavos que se la jugaron con “Bajo el alma”, los que vengan después. Que Dios agarre confesada cualquier cosa de producción propia que Azteca pretenda programar próximamente en Azteca 7. A sus responsables les va a costar el doble levantarla, si es que lo consiguen. Mucha suerte. CHICHARITO HASTA EN LA SOPA Tengo miedo de lo que está pasando con Javier Hernández, el “Chicharito”. ¿Por qué? Porque la televisión va a acabar con él. Es un juego que todos conocemos de memoria. Primero, los deportistas de este país se tienen que abrir paso como Dios les dé a entender para hacerse de algo parecido a la carrera porque ningún programa, de ningún canal, los quiere apoyar. Después, cuando consiguen un éxito, súbitamente a todas las empresas les nace un amor que hasta parece de verdad y los entrevistan, les hacen programas especiales y les dedican sus mesas de análisis. Luego viene la parte comercial y la de los compromisos. Estos hombres y mujeres se convierten en la imagen de determinados productos (incluyendo departamentos de deportes de algunos canales de televisión) y los presionan, y los presionan hasta que revientan. ¿Cuánto falta para que el Chicharito reviente? ¿Cuánto falta para que explote por exceso de presión? Es un ser humano. Déjenlo ser y no le vayan a hacer como con todos, que después del primer error terminan recibiendo los más acalorados ataques hasta dejarlos en la nada. La historia de Chicharito tiene que ser diferentes. ¿O usted qué opina? ESTÁ CAÑÓN La televisión mexicana está llena de situaciones que en cualquier otra parte del mundo serían motivo de escándalo pero que aquí no sólo no impresionan a nadie, las festejamos. ¿Como cuáles? Como el flujo de programas del cable y las antenas abiertas al hogar a los canales de televisión abierta. ¿Qué tienen que estar haciendo títulos como “Está cañón” y “Miembros al aire” en Canal 5? ¿Por qué hay tantas personas que los celebran? ¿No se dan cuenta de lo que está pasando? Es un verdadero insulto para las personas que pagan por un servicio de televisión en este país, que los programas por los que están desenvolviendo una renta mensual terminen siendo regalados en la televisión abierta. No, y ni hablemos de las implicaciones legales, políticas e ideológicas de esta arbitrariedad. El lenguaje de la televisión de paga no es el mismo que el de la televisión abierta. Violarlo es ir más allá de los códigos. Es una agresión. ¿Por qué si los canales abiertos quieren contenidos, no producen? ¿Por qué los talentos permiten que su trabajo sea explotado en diferentes plataformas por el mismo sueldo? ¿Se fija usted cómo todo es un asunto de poder? Sígalo festejando. ¡Adelante!


Autor: 

 
 
 
 
     
 
 
 
 
 
 
 
  Todos los textos de Alvaro Cueva están registrados y protegidos por las leyes internacionales. Está prohibida su reproducción parcial o total por cualquier medio sin autorización por escrito del autor.
© All rights reserved on all material on all pages in this site, plus the copyright on compilations and design, graphic and logos. For information on reprinting material from this site, please contact.